Vinculan el déficit de vitamina B12 con más riesgo de depresión

Tener pocos niveles de vitamina B12 podría estar relacionado con un mayor riesgo de desarrollar síntomas depresivos. Así lo ha dado a conocer un estudio del Trinity College Dublin (Irlanda), después de analizar los efectos del déficit de esta vitamina y del ácido fólico en un grupo de 3.849 personas mayores de 50 años pertenecientes al Estudio Longitudinal Irlandés. Y es que, la deficiencia y el bajo estado de las vitaminas B están muy presentes en las personas mayores.

La investigación ha mostrado que los adultos mayores que tienen niveles bajos de vitamina B12 tienen hasta un 51% más de riesgo de presentar depresión durante un periodo de cuatro años, en comparación con los que no tenían este déficit. Además, estos resultados, que se han presentado en el British Journal of Nutrition, se mantuvieron a pesar de los ajustes en cuanto actividad física, estado de la vitamina D, enfermedades crónicas, cardiovasculares y el uso de fármacos antidepresivos. Por otro lado, también revelaron que el folato o ácido fólico no está asociado con la depresión.

También encontraron que otros factores como la obesidad, el tabaquismo, el uso de medicamentos, el género, la ubicación geográfica o los niveles de ingresos eran factores que podrían influir en los niveles de micronutrientes que tenían los adultos mayores. Por otro lado, observaron que a medida que aumentaba la edad de los participantes el riesgo de depresión se iba reduciendo.

“Dado el aumento de la soledad y la depresión en los adultos mayores después del inicio de las restricciones de Covid-19, este estudio destaca la importancia de aumentar la  ingesta o lasuplementación de B12 para ayudar a mitigar los posibles factores de riesgo de depresión en los adultos mayores”, explica Rose Anne Kenny, investigadora principal de la investigación.

Ingestas de vitamina B12 en la población española

La investigación ha sido realizada en una muestra de población de Irlanda, un país en el que existe una deficiencias de vitaminas B, como el ácido fólico y la vitamina B12. Concretamente, según el estudio, uno de cada ocho adultos mayores tiene niveles bajos de B12, esto podría provocar problemas como anemia megaloblástica, deterioro de la función cognitiva o daño a la cubierta protectora (vaina de mielina) que rodea las fibras nerviosas cerebrales.

En el caso de la población española, según el estudio ANIBES de 2017, la ingesta de vitamina B12 fue superior en niños (4,1 μg/día) y adultos (4,3  μg/día) y menor en personas mayores (3,8 μg/día) y adolescentes (3,9 μg/día). Este estudio demuestra la importancia de que se tomen medidas para garantizar unos buenos niveles de vitamina B12 en los mayores, lo que podría evitar muchos casos de depresión en este colectivo, que suele ser un grupo de riesgo a este trastorno mental.

WEB CONSULTAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *