Evita estos componentes en tu shampoo que aceleran la caída del cabello

Ver caer mi pelo cada vez que lo acariciaba, ¡no era nada fácil! Y si bien había cambiado la dieta, tomado vitaminas y lavado cada tercer día, el problema no parecía solucionarse. ¿Dónde estaba el error? Después de meses de luchar, detecte que la causa podría deberse a algunos ingredientes de mi shampoo.

¿Qué no debe tener tu shampoo para evitar la caída de pelo?

De acuerdo al instituto médico Mayo Clinic, las personas suelen perder unos 100 cabellos al día. Deja de ser normal cuando la pérdida se produce cuando el ciclo de crecimiento y caída se ve alterado o el folículo piloso se destruye y es reemplazado con tejido cicatrizante.

Entre los factores que lo pueden causar son antecedentes familiares, medicamentos, cambios hormonales y la presencia de ciertas sustancias en los productos de limpieza capilar:

Sulfatos
Existe una gran diversidad: Lauril Sulfato de Sodio, Lauril Sulfato de Amonio, Lauril Éter Sulfato de Sodio… Algunos de ellos han demostrado su toxicidad, un estudio de la Universidad de Ámsterdam encontró que la exposición de éstos puede causar inflamación en la dermis y cuero cabelludo.

Metilisotiazolinona
Son conservadores y se emplean para evitar el crecimiento de bacterias y hongos en los productos cosméticos. Sin embargo, es neurotóxico y puede causar alergia. Se ocupa mucho en las opciones que señalan no usar parabenos.

Siliconas, Siloxanos y Dimeticona
Hace que el shampoo tenga esa suavidad que lo hace correr sobre el cabello cuando se utiliza. Además de no ser tan amigable para tu melena tampoco lo es para el medio ambiente, ya que los residuos se quedan en los sistemas acuáticos.

Fragancias
Muchas están elaboradas con ingredientes sintéticos, como los ftalatos. Los cuales se les ha relacionado con problemas como asma, déficit de atención y problemas de piel.

Estos ingredientes los puedes ver en la etiqueta de shampoo. Antes de comprarlo checa que no los tenga. Si después de cambiarlo tu pelo se sigue cayendo, acude de inmediato al médico. ¡No esperes!

Con información de Salud180

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *