Cambio climático y saque de arena ponen en riesgo a Montecano

Montecano, la reserva biológica más importante de Paraguaná que fue elevada a Monumento Natural en el año 2019, se debate entre la inclemente sequía y la inescrupulosa acción del saque de arena en su periferia.

Estas dos situaciones, una de origen climático y la otra causada por la mano del hombre, ponen en riesgo la vida del ecosistema existente en las 2.559 hectáreas, cuyas características valieron para su promulgación como monumento de la naturaleza.

En reciente visita organizada por la Corporación de Turismo de Paraguaná, la activista y conservacionista ambiental Jennifer Revilla, coordinadora del Monumento Montecano, quien se encargó de suministrar información sobre el cerro, sus especies y la manera de cuidar y mantener estos espacios que, semanalmente son visitados por alrededor de 200 personas, en su mayoría estudiantes de instituciones educativas.

Revilla mostró preocupación por el impacto que causa el saque de arena en las zonas cercanas a los acuíferos de Montecano que alimentan de agua dulce a las tierras bajas de San José de Cocodite, que son afectados por la actividad de personas inconscientes que, ilegalmente venden esta arena como material de construcción.

Mencionó que también se registra la extracción de flora y faena protegidos por la ABRAE: Áreas Bajo Régimen de Administración Especial establecido en Montecano, asunto que está en manos de la Fiscalía de Ambiente, instancia que corroboró el delito a través de informes emanados por el Instituto Nacional de Parques, y se encuentra en procedimiento para las sanciones a los responsables.

En cuanto a la sequía que perjudica la vida en el cerro de Montecano, la conservacionista explicó que se registra un aproximado de 10 años que n se presentan lluvias copiosas, lo que ha generado una mortandad de árboles milenarios, que son endémicos de Paraguaná; entre ellos, el mamón, el jobo, la pitahaya. “Es decir que, casi todas las especies de flora y de fauna están amenazadas debido al cambio climático y también a la mano del hombre que ocasiona incendios forestales, la tala y la caza furtiva”.

Para crear conciencia y evitar que se sigan presentando estas irregularidades, Revilla instó la alcaldía del municipio Falcón a crear una ordenanza que sancionen de manera ejemplar a los infractores.

Al mismo tiempo, reconoció la labor de Bomberos Forestales, grupo Gryco y Guardaparques, organizaciones que se dan a la tarea de incentivar a los niños en el cuidado ambiental.

Blanca Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *