«Un arma ni de juego» arrancó en Santa Rosalía de la mano del SENADES

El programa «Un arma ni de juego» que adelanta el Servicio Nacional de Desarme en todo el país, arrancó en Falcón donde las autoridades de los cuerpos de seguridad regional se dieron cita en el sector Santa Rosalía del municipio Carirubana.

Este programa va dirigido a la población infantil con el objetivo de cambiar paradigmas en cuanto a los juegos de connotación bélica.

El accionar del SENADES va dirigido a la reeducación de los padres y representantes y a la orientación de los niños y adolescentes en torno a la manipulación de juguetes que asemejan armas violentas.

Voceros de esa instancia en el estado Falcón dejaron claro que, es necesario que los niños conozcan el peligro del manejo de armas y así evitar accidentes lamentables donde, por desconocimiento, se han visto involucrados los menores de edad.

El programa se enlaza directamente con los líderes calles que, a su vez impulsan proyectos deportivos recreacionales dirigidos a la población infantil.

En el encuentro estuvo presente la primera dama del municipio Carirubana, Katherine de Petit, quien afirmó la importancia de inculcar valores de respeto a la vida y la no violencia en los hogares venezolanos.

Por su parte, la abogada Gisela González del Consejo de Protección de Niña, Niño y Adolescente de Carirubana expresó que este es un programa de prevención que tiene como único objetivo alejar a los niños de videojuegos violentos que puedan crear conductas erradas en los menores de edad.

Ante esta situación, Adelaida Reyes, líder de la UBCH Santa Rosalía explicó que están incentivando a los niños a retomar los juegos tradicionales; como el volantín o papagayos, trompo, perinola, metras, como formas de entretenimiento y recreación, sumados a las actividades deportivas que se desarrollan en la cancha techada del sector.

El acto encabezado por el SENADES, contó con la participación de Prevención al Delito, Polifalcón, Policarirubana, Protección Civil, CDNNA y Alcaldía y Consejo Municipal.

Blanca Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *