Hábitos para no tener incontinencia urinaria

¿Te ha pasado que cuando te ríes mucho o cuando cargas algo pesado sientes que algunas gotitas de orina se te salen?

Tal vez pensaste que se trataba de algo muy normal, sin embargo, esto puede indicarnos algo que en realidad es muy anormal. Según especialistas de MedlinePlus, la incontinencia urinaria tiene tres tipos diferentes:

Incontinencia por rebosamiento: la cual ocurre cuando queda una cierta cantidad de orina en la vejiga y ésta rebasa la capacidad de líquido, por lo cual comienza a salir en forma de goteo.

Incontinencia imperiosa: esta ocurre más frecuentemente en niños, ya que sucede cuando existe una necesidad urgente de orinar, por lo cual la vejiga se contrae dejando escapar la orina.

Incontinencia de esfuerzo: se trata de una condición que muchas mujeres sufrimos al momento de realizar alguna actividad como toser, estornudar, reír o hacer ejercicio, y debido a que ponemos cierta presión en nuestra vejiga, ésta expulsa alguna cantidad de orina.

En particular, la incontinencia por esfuerzo, es un padecimiento que tiene bastantes causas importantes, las cuales son importes conocer para poder actuar a tiempo y prevenir esta enfermedad que puede afectar a 1 de cada 4 mujeres.

¿Por qué se detona la incontinencia urinaria de esfuerzo?

Primero que nada, hay que conocer nuestro sistema urinario, que se compone de los riñones, encargados de la filtración de desechos de nuestro cuerpo; los uréteres que conectan a los riñones con la vejiga, la cual es el órgano que recibe la pipí con desechos enviados por los riñones. Al llegar ahí, la pipí sale atravesando el esfínter, que es una especie de puerta que se cierra y se abre para dejar pasar la orina que sale a través de la uretra.

Ahora bien, existe varios factores y enfermedades que facilitan el desarrollo de una incontinencia urinaria, la cual no tiene edad, porque, aunque se piense que es algo que ocurre a mujeres de una edad avanzada, en realidad puede ocurrirle a cualquiera, sin embargo, sí existen factores como el embarazo o la obesidad, que pueden favorecer su aparición.

Hábitos que nos salvarán de padecer incontinencia urinaria

En caso de no querer llegar tan lejos como para necesitar una cirugía, lo más recomendable es tener un cierto tipo de hábitos urinarios, que nos ayudan a prevenir este tipo de enfermedades; aquí te dejo una lista con algunas recomendaciones para evitar la incontinencia:

Orina cada 2 o 3 horas, aunque no tengas la sensación, es necesario vaciar nuestra vejiga.

Distribuir la toma de agua a lo largo del día, es decir, no tomes 2 litros de sopetón

No te aguantes, porque así poco a poco tu esfínter se debilitará.

Cuida tu peso, ya que mientras menor peso exista en nuestra vejiga, menos probabilidades habrá de desarrollar la incontinencia.

Ejercicios de piso pélvico todos los días, aunque no sea muy común, se trata de un hábito importante para prevenir esta enfermedad, existen diversas variantes de este ejercicio, por lo que puedes elegir la que más se acomode a tus necesidades.

Cuida tu cuerpo, y presta atención a las cosas anormales que observas en él, recuerda que siempre es mejor prevenir que lamentar, porque sólo así podemos estar seguros de que nuestra calidad de vida será mucho mejor, nuestros riñones son muy importantes para vivir sanamente, por eso ¡cuídalos!

Con información de Salud180

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *