El jengibre y sus 4 contraindicaciones: cuando no debe ser usado

Existen plantas con múltiples beneficios medicinales, entre ellos se encuentyra el  jengibre, el consumo de esta planta se ha popularizado como complemento a algunos padecimientos o para ayudar a aliviar malestares leves.

No obstante, existen casos en los que no se debe usar esta planta, a continuación se te mostrará las contraindicaciones de jengibre que son de gran importancia tener en cuenta.

Sus contraindicaciones:

Esta planta se utiliza en su raíz desde hace miles de años en especial las culturas asiáticas debido a sus propiedades medicinales y culinarias, que comunmente es emplado como té, pero también puede ser ingerido en seco o molido para esparcir sobre la comida. Sin embargo, es importante saber que el jengibre en ciertas situaciones puede ser dañino.

Para el alivio de las nauseas, como antiflamatorio, para contrarrestar la gastritis, las flatulencias, la diarrea, para acelerar el metabolismo y aumentar la libido, mejorar la circulación y combatir las migrañas para calmar los dolores menstruales, además de reforzar las defensas y ayudar a conciliar el sueño, la planta es altamente solicitado y utilizado en ocasiones de manera indiscriminada sin conocer sus contrainidcaciones asociadas a las comidas y como remedio casero.

1. Para los hipertensos:

La hipertensión se sabe que es una alteración  generada debido a  la entrada de calcio al corazón y a los vasos sanguíneos porque al entrar este mineral, se incrementa la velocidad con que la sangre viaja provocando un aumento en la presión arterial. Es una enfermedad que requiere revisión médica para su correcto diagnóstico y tratamiento.

En el caso del jengibre, al igual que los medicamentos que controlan la presión arterial, posee  la propiedad de bloquear los canales de calcio para que no entren al torrente sanguíneo, esto altera la tensión arterial disminuyéndola. Por esta razón se dice que el jengibre puede ayudar a aliviar la hipertensión. No obstante, tomar jengibre es muy peligroso si se padece hipertensión y  si se combina con el tratamiento para hipertensión.

La razón de esta contraindicación del jengibre es que combinada con la los medicamentos que tratan la hipertensión, se produce una potencialización del bloqueo de los canales de calcio, generando  una peligrosa caída de la presión arterial muy perjudicial para la salud.

Otra razón muy importante es que el consumo de jengibre puede ser muy irregular en cantidades y tiempos, por lo que reemplazar este ingrediente por la medicina puede ocasionar alteraciones significativas en la presión arterial que lejos de ayudar, empeoren.

2. Al combinarse con medicamento anticoagulante

Igualmente,en el uso de medicamento para la hipertensión, las propiedades anticoagulantes del jengibre en combinación con un tratamiento anticoagulante potencian la reacción aumentando la posibilidad de una hemorragia.

Es por ello,  que el jengibre esta contraindicado cuando se está bajo tratamiento anticoagulante o cuando se consume algún medicamento con esta propiedad como naproxeno, ibuprofeno, aspirina entre otros.

3. Diabetes

Aunque el jengibre en sí no representa un problema para las personas con diabetes por su bajo contenido glucémico, si debe consultarse con el médico acerca de su consumo.

El doctor podrá revisar las cantidades y moderarlas o si lo considera mejor, suspender su uso pues muchos advierten sobre la contraindicación del jengibre en caso de diabetes sobre todo en altas cantidades.

4. Embarazo

El uso del jengibre durante el embarazo genera controversia. Se sabe que una de las propiedades de esta planta es aliviar las náuseas, por lo que muchas mujeres lo consumen sobre todo al inicio.

Por otro lado como ya se ha mencionado aquí, una de las contraindicaciones del jengibre se debe a su efecto anticoagulante, que puede ser peligroso durante el periodo del embarazo.

Debido a estas razones es por lo que no hay una postura definitiva respecto a su uso en la gestación, y lo que se recomienda es que antes de consumirlo se consulte con el médico y preferentemente evitar su uso sobre todo cerca de la fecha de parto.

Con información de Psicología y Mente/ACD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *